Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
27 junio 2013 4 27 /06 /junio /2013 12:25
Celestino González Herreros
 
1 Celestino González HerrerosDías pasados fui a ver las obras que se efectúan en el litoral de Martiánez y sufrí tal desencanto, que fue imposible resignarme y no he conseguido aceptarlo. Aquello es denigrante; y no es necesario ser un “entendido” en el tema, para poder opinar. Nuestra acogedora playa  nos la cambiaron por algo sin sentido ni comodidad alguna. Aún no están los trabajos terminados, pero recomiendo a quienes no han visto el actual panorama, que desistan si pensaban ir a verlo. Ojalá que cuando terminen las obras de “modernización” nos lleguen a convencer, cosa que dudo, sinceramente. No hay aparcamientos gratis para los coches, eso era de esperar.
 
Uno recuerda cómo era nuestra añorada Playa de Martiánez y su entorno; y la verdad es que nunca vamos acostumbrarnos a cuántos cambios quieran hacerle. Y cuánto dinero se han gastado queriendo mejorar su fisonomía estética.
 
Recordemos aquellos éxodos domingueros que venían al Puerto de la Cruz a pasear frente al mar, viendo batirse las olas contra los acantilados y subir por la negra arena de su suelo la espuma blanca, e ir de nuevo de regreso al mar... Familias agrupadas en torno a una discreta sombrilla, o la acogedora caseta hecha con cañas y una sábana blanca... Aquellas tardes de verano, sospecho que no volveremos a disfrutarlas, ni las generaciones venideras, a gozar del disfrute del ambiente confortable de aquellos días que con tanta nostalgia recordamos
 
Acabaron con la Playa de Martiánez, eso es evidente, la sepultaron.
 
Las personas mayores y no tan mayores, si van en coche, no ven el mar, aquello ya no es nuestra playa. No hay donde estacionar, todo es zona azul (ocupada día y noche por los coches de alquiler), cuando no vados y reservados, en fin, puro negocio y nada más. La verdad es, ir a Martiánez es un verdadero sacrificio, y lo que es peor, las gentes se van con el desconsuelo de no haber podido ver el mar de nuestro atractivo litoral. Mejor la hubieran dejado como estaba, mucho se lo estuviéramos agradeciendo, sobre todo las personas entradas en años, con problemas de movilidad y otros defectos patológicos, a quienes tanto bien les hizo en su día. Ahora, todo aquello parece un desierto, sin gente, ni aquel ambiente alegre y saludable. Todo eso acabó, ahora aquello es una barranquera todos los días del año, el gran negocio sigue siendo el Lago de Martiánez y lo demás no cuenta...
 
El haber menos transito de personas por el lugar, se presta más fácilmente a fomentar el hampa o gamberrismo, que por cierto a veces campa a sus anchas, o puede llegar a suceder, inesperadamente, si sólo hay paseando unas pocas personas. Se entiende, ¿verdad?
 
Tengo sospechas que van a peatonizar la Avenida Colón, que van hacer no sé cuántas reformas más, ya está peatonizada, aunque siempre hay tráfico, como es natural. Me imagino que a los hoteles del lugar le darán un toquecito estético; y del Edificio “IDER” ¿qué? Se normalizará de una santa vez. Ah, se me olvidaba decir, que me preocupa, a simple vista está, ver lo angosta que dejaron la salida o desagüe, en caso de lluvias torrenciales, del barranco al llegar a la playa de Martiánez. Hasta he pensado que podría desbordar su caudal de agua y lodo, si la lluvia arrastra todo cuanto encuentra abandonado en su cause, el contenido buscaría por donde salir y nada de particular tendría que rompiera por la plaza y siguiera por la calle Calvo Sotelo (calle La Hoya) hasta la bahía de San Telmo.
 
Mi puertito... ¡Cómo está nuestro Puerto de la Cruz! Cuántas manos lo han manoseado sin conciencia ciudadana, sin respetar nuestro patrimonio urbanístico. Cuántos desperfectos remendados dejan ver las huellas de la desidia... Nos han manejado a su antojo algunos políticos incompetentes, siempre amparados en sus respectivos cargos, y “han hecho y deshecho” lo que han querido, obcecados por la intransigencia y la falta de civismo. El alma se nos cae a los pies, cuando recordamos aquel encantador Puerto de la Cruz, solar de encuentros inolvidables que nunca más podremos rescatar por más que nos esforcemos. El daño está hecho, sólo valdría respetar los pequeños resquicios de aquellas épocas románticas, que aún quedan, como testimonio histórico insoslayable.
 
Resumiendo mis naturales consideraciones, debo añadir, para terminar, que no se trata de contravenir decisiones ya tomadas y la ejecución de los proyectos - algunos manipulados - que en su día se aprobaron en Plenos; me quejo de las partes que me duelen y creo estar en mi derecho, al poder manifestarme como lo siento.
 
Abandoné la zona de Martiánez, descorazonado. Y, a cuantos saludaba en el trayecto, mientras huía del “desastre”, a los más conocidos le preguntaba: ¿Qué les parece señores, lo que han hecho con nuestra playa? Todos coincidieron conmigo: << ¡Qué lástima!>> Parece hecho a propósito para molestarnos aún más... ¿De quién habrá sido la idea? Ay, Cesar Manrique, qué falta nos haces, tú si que eras inteligente y amabas a nuestro pueblo. Mereces el lugar más hermoso en el EDÉN, con los mejores, con los que saben y conocen la sensibilidad y las conveniencias de nuestros sufridos pueblos; las gentes que amaste de verdad. Te seguirán queriendo las futuras generaciones, por ser como fuiste. El Lago de Martiánez es otra cosa; y la Playa Jardín. Recuerdos imperecederos en la memoria de los canarios. Fuiste un elegido de Dios... Y si vienes a mi memoria es porque necesitamos hombres honrados y capacitados artísticamente como tú, para que le pongan remedio a tantos desafueros arquitectónicos y urbanísticos, que quieren desvirtuar la imagen envidiable de nuestras Islas Canarias, desde todo punto de vista. Consideremos al turismo, escrupuloso e inteligente, que está atento a las expectativas, a ver si esto cambia y se arreglan tantos desperfectos urbanísticos, etc. Para volcarse hacia nosotros con garantías absolutas y no sufrir los desengaños a que están acostumbrados. El Puerto de la Cruz puede presumir aún de buenas instalaciones hoteleras, uno de los climas más rico del mundo y sus gentes, los que hemos sabido siempre respetar los sentimientos ajenos y damos lo mejor que tenemos para dejar ese precedente humano que inspira confianza y seguridad.
 
Sólo necesitamos cuidar lo que tenemos y luchar con coraje por la supervivencia de lo nuestro, para compartirlo con ilusión, con los que quieran saber de nosotros y conocernos mejor.
 
PD.  Algunos años han transcurrido después de haber escrito esta crónica sentimental, hoy he vuelto a pasar por ese lugar, conteniendo mi lógico enfado, sinceramente desilusionado al ver que todo sigue igual, nadie ha movido un dedo… En varias ocasiones he pensado que se trata de una burla, una descarada tomadura de pelo. Nadie se mueve. Mucho bla… bla… bla… y a la hora de la verdad nada de nada. Nos han estado entreteniendo con otras obras de infraestructuras distintas, con los pleitos políticos y tantas minucias más, ahora, como arma  disuasoria para el pueblo, surge el vergonzoso asunto del muelle deportivo y pesquero. Y los años pasan, y uno se hace cada día más viejo y no tenemos motivos para estar contentos, miserablemente nos han estado tomando el pelo. Yo sé lo que pasa, otro día que esté de mejor humor escribiré sobre tan aburrido tema,,, Aquí, en nuestro sufrido pueblo, los importantes proyectos duran mientras se discuten de treinta y cinco a cincuenta años para verlos realizados. Algunos duran más tiempo. Los políticos son los que mandan, toda la vida. Lo que idean los primeros, los segundos lo echan abajo, así sucesivamente. Somos un pueblo de anacrónicas políticas. Temo que de seguir así moriremos lapidados y sin darnos cuenta. Se está viendo, no miren para el otro lado, aquellos tal vez lo hagan mejor, “trabajando por el bien común” respetando los sentimientos de cada cual y preocupándose con honestidad de los verdaderos problemas de sus contribuyentes.

Compartir este post

Repost 0
Published by JOSÉ PERAZA - en COLABORADORES
Comenta este artículo

Comentarios

DIARIO DEL VALLE - LOGO

LOGO DE FOTOS

DATOS PERSONALES

      PERAZA

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   

José Peraza Hernández,

Investigador y escritor.

    

José Peraza Hernández nació en Los Realejos (Tenerife) en 1953, villa donde transcurrió su infancia. Se formó en un centro educativo de su pueblo, a pesar de que los tiempos nunca le fueron favorables.  

Intentó realizar su sueño: escribir. Recuerda el nombre de su centro de enseñanza con mucho cariño, "Colegio San Sebastián", junto a la plaza que lleva el mismo nombre. De esa época podría citar a los siguientes profesores: Don Domingo Luis Estrada, Don Esteban, Don Manuel Espinosa García, Don Mario Hernández Siverio, Don Máximo Padrón Morales (San Juan de La Rambla), Don Francisco Hernández y Hernández (conocido por Inocente) Don José Javier López Garisoain (conocido por Pepe), y un largo etcétera. Se considera amante de la historia, del pueblo y de las cosas en general.  

En 1975 se afincó en el lugar llamado Casa Azul, del barrio de La Vera, situado en el Puerto de la Cruz, aquí lleva media vida y se arraiga. Al transcurrir de los años, en 1988, decidió trasladarse de domicilio y es ahí donde permanece viviendo en la actualidad, Urbanización Casa Azul, calle Tabaiba 5, en el mismo barrio de La Vera, pero esta vez, en el término municipal de la Villa de La Orotava.  

En 1997 es miembro fundador de la Asociación de Vecinos "La Candelaria del Norte". Inicialmente actúa como colaborador; en 1999 realiza la labor de secretario hasta el año 2003. Posteriormente es nombrado presidente de la misma, cargo que lleva hasta los días de hoy. También es miembro y fundador, donde ejerce y realiza la función de Secretario de la Federación Portuense de Asociaciones de Vecinos desde comienzos en 2005, así como miembro del Centro de Desarrollo "Plan Integral del Barrio de La Vera", del Puerto de la Cruz.  

Por último realiza la función de secretario y otras labores en la Asociación Tinerfeña Peña "Mencey del Valle" del Club Deportivo Tenerife.  

Fue colaborador del Periódico "EL DÍA", en la columna de los sábados, sobre la Heráldica, con el fin de que cada persona conozca su historia y su escudo; de igual forma ha escrito artículos en dicho rotativo, secciones Balcón del Norte, Buzón Tinerfeño, LA PRENSA DE EL DIA, y otros, además del también matutino "Diario de Avisos", La Opinión, además colaboró en la Revista "Realejeros". Ha colaborado con algunas cadenas de radio sobre temas relacionados con el barrio.  

Otra de sus aficiones es ojear los archivos, libros, fotografías y la Heráldica. También colabora como Presentador de la Televisión "Mega TV- Canal 64" en varios temas como entrevistas, noticias y reportajes. Desde 2006 tiene su propio Periódico Digital que lleva por nombre "LA VERA PASO A PASO, DIARIO DEL VALLE" donde aprovecha para darle la bienvenida. A este diario de información, notas donde se hace constar aquellas informaciones, curiosidades y relatos sobre este populoso barrio enclavado en el corazón del Valle de La Orotava. Por estas páginas discurrirán el ayer y el hoy de La Vera. Sin duda, es todo un reto mantener una bitácora como ésta en la que siempre despierte el interés de los lectores en la red, por ello me permito contar con su apoyo y les invito a colaborar. Me cabe el honor de haber nacido en Los Realejos, hincar mis raíces en el Puerto de la Cruz y establecerme en el corazón del Valle. Con estas premisas presento en sociedad esta modesta contribución a difundir los valores de la  sociedad tinerfeña y realejera en particular.  

Aparte quiero agradecer enormemente a todos y a todas y cada uno/a de los colaboradores, así como a todos los Gabinetes de Prensa de cada Ayuntamiento de Taoro a Teno. Como a varios colaboradores /as, de diferentes Países. A todos mil gracias de todo corazón.  

Escribió su primer libro, bajo el título "Memorias del Pasado y Presente, Capillas, Cruces e Historia del barrio de La Vera 1999 – 2004", con referencia al Puerto de la Cruz, La Orotava y Los Realejos. El segundo libro llevó por título "Los Caseríos del Barrio de La Vera, Las Arenas 1820 – 2005, de la Villa de La Orotava". También existe un tercero "Historia de Los Nidos y la Cruz de San Luis, con su XXV Aniversario", y un cuarto con el título "Desde el Ramal hasta el Polígono San Jerónimo", los que están a punto de ver la luz, así como otros, proyectos en marcha y a punto de finalizar. Aparte de este ejemplar como bien saben que llevan por títulos Nacimiento del Apodo e Historia. Su deseo, y principal preocupación es que al llegar a sus manos este modesto libro lo sepan valorar, pues está escrito con mucho cariño y amor, de una forma sencilla, tratando así de llegar a la mayoría.  

Quiero expresar mi más profundo agradecimiento a cuantos de forma directa o indirecta han incidido en su contenido y disculparme, si con este trabajo pudiera ofender involuntariamente a alguien. Lo mismo, digo con estás líneas de este blog.  

PRIMER PREGÓN:

El que suscribe, José Peraza, el sábado 3 de septiembre de 2011. En XIV - Semana Cultural, y la X - Aniversario de la Ermita y la Cruz de la Candelaria del Norte, en la Asociación de Vecinos, la que lleva el mismo nombre en La Vera, del Sector orotavense.

*** *** ***

También quiero hacer constar mi más profundo agradecimiento al Excmo. Ayuntamiento de la Villa de Los Realejos, a don Manuel Domínguez González, alcalde de nuestro municipio, como asimismo al concejal de Cultura don Adolfo González y Pérez Siverio y de la misma forma, a don Salvador García Llanos autor del prologo de este nuevo libro.

Agradecer profundamente la oportunidad que me ofreció mi estimado amigo Esteban Domínguez, a participar en este su quinto trabajo literario sobre nuestra entrañable villa realejera, como asimismo a todos cuantos se han unido a este proyecto, el cual dejamos en sus manos con nuestro mayor cariño y afecto para su disfrute.  

Hasta siempre, esperando que cada una de estas líneas, alimente nuestras conciencias y esperemos vernos en próximas ediciones, con el mejor afán, ya que las letras forman parte elemental de nuestra cultura y van muy unidas.

 

Gracias a todos de corazón.

ESCUDOS DE LA FAMILIA PERAZA Y ALONSO

Escudo1 copiaEscudo4 copia