Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
17 agosto 2013 6 17 /08 /agosto /2013 11:38
Salvador García Llanos
COLABORADORE--2 2493“La Mancomunidad del Valle no es ningún  fósil” pretendía ser algo más que una frase de titular, publicado hoy hace treinta años en la primera página de “Jornada Deportiva”. Era el pensamiento principal con el que accedíamos a la presidencia: el entusiasmo, las ganas de hacer cosas en aquella entidad supramunicipal nacida a mediados de los años sesenta en un intento de mejorar la prestación de dos servicios básicos en la vida del valle de La Orotava de entonces: la recogida y eliminación de los residuos sólidos y la atención sanitaria desde las casas de socorro, lo que hoy serían los centros de salud de atención primaria.
            En aquellos días de agosto de 1983, dimos los primeros impulsos, uno de los cuales, por cierto, estaba orientado a la reincorporación del ayuntamiento de Los Realejos que había abandonado la Mancomunidad durante el primer mandato, al entender sus gestores que costaba demasiado para lo que realmente resolvía. Era una señal clara de lo que siempre ha faltado en la institución supramunicipal: una cultura específica sobre su funcionamiento, más participación, más visión de futuro y mayor solidaridad. De hecho, esas carencias se han mantenido, han latido -salvo honrosas excepciones- durante años y han frenado los nobles intentos de revitalizar aquélla para cohesionar las vecindades respectivas y abaratar, en la medida de lo posible, la prestación de servicios.
            Nos correspondió, mandato 1999-2003, una segunda presidencia de la Mancomunidad del Valle de la Orotava. Se había consolidado la integración de Santa Úrsula y se había materializado la reincorporación de Los Realejos. Era necesario actualizar los estatutos y se avanzó en ese sentido. Quedaron sentadas las bases: ahora se trataba de acreditar voluntad política y llevar a cabo decisiones que, políticamente, hicieran ver a la población que la entidad podía prestar unos servicios beneficiosos. La democracia había madurado y las corporaciones locales parecían disponer de un espíritu más aperturista, más constructivo en ese sentido. Y lo que es más: en determinado momento (1995) los alcaldes eran del mismo color político, lo que, supuestamente, facilitaba las cosas a la hora de entenderse y plasmar acuerdos.
            Hasta nuestros días, cuando todo parece condicionado a la suerte que definitivamente corran las mancomunidades de servicios en la nueva Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, aprobada ya por el Gobierno y pendiente de la tramitación parlamentaria que hace augurar, cuando menos, una gran controversia a la vista de los disensos registrados durante la negociación del primer texto que contó, recordemos, con serios reparos del Consejo de Estado.
            Los responsables actuales de las corporaciones del valle representadas en el órgano ejecutivo mantuvieron, durante la primera parte del presente mandato, varias sesiones de trabajo con el fin de plasmar algunas soluciones, incluso experimentando en áreas como transportes, cultura o fiestas. Pero paralizaron sus afanes a la espera de saber qué pasaba con la nueva norma. Por cierto, el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, declaró en su momento que la intención del Gobierno era suprimir todas las mancomunidades de servicios y que serían las diputaciones (no dijo nada sobre los cabildos) las que asumirían las competencias de los municipios que no cumplieran lo establecido en la Ley de Estabilidad Presupuestaria.
            Y ahí se ha quedado, a la espera, claramente, de despejar las incertidumbres y las incógnitas de la nueva Ley. Que no son pocas. De todos modos, no hay que hacerse muchas ilusiones con el futuro: superado el ecuador del mandato, a los munícipes interesa mucho más la ejecución del presupuesto y la culminación de algunas actuaciones, principalmente a quienes tengan planes de volverse a presentar en candidaturas locales. Aun así, deberían reflexionar, deberían avanzar teóricamente en planteamientos de futuro. Se apruebe la ley o no en los términos inicialmente redactados, el ámbito local va a experimentar una sustancial transformación en los próximos años y la misma requerirá de ideas y de una alta capacidad de gestión.
            Aunque ahora no se haga nada, por las limitaciones presupuestarias, por temor a la impopularidad o porque conviene seguir ceñidos a la política de campanario, al menos que sienten otras bases. Porque algunos debates, que algunas conclusiones deben aportar, como la reordenación del territorio o las dotaciones comarcales, van a efervescer.

Compartir este post

Repost 0
Published by JOSÉ PERAZA - en COLABORADORES
Comenta este artículo

Comentarios

DIARIO DEL VALLE - LOGO

LOGO DE FOTOS

DATOS PERSONALES

      PERAZA

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   

José Peraza Hernández,

Investigador y escritor.

    

José Peraza Hernández nació en Los Realejos (Tenerife) en 1953, villa donde transcurrió su infancia. Se formó en un centro educativo de su pueblo, a pesar de que los tiempos nunca le fueron favorables.  

Intentó realizar su sueño: escribir. Recuerda el nombre de su centro de enseñanza con mucho cariño, "Colegio San Sebastián", junto a la plaza que lleva el mismo nombre. De esa época podría citar a los siguientes profesores: Don Domingo Luis Estrada, Don Esteban, Don Manuel Espinosa García, Don Mario Hernández Siverio, Don Máximo Padrón Morales (San Juan de La Rambla), Don Francisco Hernández y Hernández (conocido por Inocente) Don José Javier López Garisoain (conocido por Pepe), y un largo etcétera. Se considera amante de la historia, del pueblo y de las cosas en general.  

En 1975 se afincó en el lugar llamado Casa Azul, del barrio de La Vera, situado en el Puerto de la Cruz, aquí lleva media vida y se arraiga. Al transcurrir de los años, en 1988, decidió trasladarse de domicilio y es ahí donde permanece viviendo en la actualidad, Urbanización Casa Azul, calle Tabaiba 5, en el mismo barrio de La Vera, pero esta vez, en el término municipal de la Villa de La Orotava.  

En 1997 es miembro fundador de la Asociación de Vecinos "La Candelaria del Norte". Inicialmente actúa como colaborador; en 1999 realiza la labor de secretario hasta el año 2003. Posteriormente es nombrado presidente de la misma, cargo que lleva hasta los días de hoy. También es miembro y fundador, donde ejerce y realiza la función de Secretario de la Federación Portuense de Asociaciones de Vecinos desde comienzos en 2005, así como miembro del Centro de Desarrollo "Plan Integral del Barrio de La Vera", del Puerto de la Cruz.  

Por último realiza la función de secretario y otras labores en la Asociación Tinerfeña Peña "Mencey del Valle" del Club Deportivo Tenerife.  

Fue colaborador del Periódico "EL DÍA", en la columna de los sábados, sobre la Heráldica, con el fin de que cada persona conozca su historia y su escudo; de igual forma ha escrito artículos en dicho rotativo, secciones Balcón del Norte, Buzón Tinerfeño, LA PRENSA DE EL DIA, y otros, además del también matutino "Diario de Avisos", La Opinión, además colaboró en la Revista "Realejeros". Ha colaborado con algunas cadenas de radio sobre temas relacionados con el barrio.  

Otra de sus aficiones es ojear los archivos, libros, fotografías y la Heráldica. También colabora como Presentador de la Televisión "Mega TV- Canal 64" en varios temas como entrevistas, noticias y reportajes. Desde 2006 tiene su propio Periódico Digital que lleva por nombre "LA VERA PASO A PASO, DIARIO DEL VALLE" donde aprovecha para darle la bienvenida. A este diario de información, notas donde se hace constar aquellas informaciones, curiosidades y relatos sobre este populoso barrio enclavado en el corazón del Valle de La Orotava. Por estas páginas discurrirán el ayer y el hoy de La Vera. Sin duda, es todo un reto mantener una bitácora como ésta en la que siempre despierte el interés de los lectores en la red, por ello me permito contar con su apoyo y les invito a colaborar. Me cabe el honor de haber nacido en Los Realejos, hincar mis raíces en el Puerto de la Cruz y establecerme en el corazón del Valle. Con estas premisas presento en sociedad esta modesta contribución a difundir los valores de la  sociedad tinerfeña y realejera en particular.  

Aparte quiero agradecer enormemente a todos y a todas y cada uno/a de los colaboradores, así como a todos los Gabinetes de Prensa de cada Ayuntamiento de Taoro a Teno. Como a varios colaboradores /as, de diferentes Países. A todos mil gracias de todo corazón.  

Escribió su primer libro, bajo el título "Memorias del Pasado y Presente, Capillas, Cruces e Historia del barrio de La Vera 1999 – 2004", con referencia al Puerto de la Cruz, La Orotava y Los Realejos. El segundo libro llevó por título "Los Caseríos del Barrio de La Vera, Las Arenas 1820 – 2005, de la Villa de La Orotava". También existe un tercero "Historia de Los Nidos y la Cruz de San Luis, con su XXV Aniversario", y un cuarto con el título "Desde el Ramal hasta el Polígono San Jerónimo", los que están a punto de ver la luz, así como otros, proyectos en marcha y a punto de finalizar. Aparte de este ejemplar como bien saben que llevan por títulos Nacimiento del Apodo e Historia. Su deseo, y principal preocupación es que al llegar a sus manos este modesto libro lo sepan valorar, pues está escrito con mucho cariño y amor, de una forma sencilla, tratando así de llegar a la mayoría.  

Quiero expresar mi más profundo agradecimiento a cuantos de forma directa o indirecta han incidido en su contenido y disculparme, si con este trabajo pudiera ofender involuntariamente a alguien. Lo mismo, digo con estás líneas de este blog.  

PRIMER PREGÓN:

El que suscribe, José Peraza, el sábado 3 de septiembre de 2011. En XIV - Semana Cultural, y la X - Aniversario de la Ermita y la Cruz de la Candelaria del Norte, en la Asociación de Vecinos, la que lleva el mismo nombre en La Vera, del Sector orotavense.

*** *** ***

También quiero hacer constar mi más profundo agradecimiento al Excmo. Ayuntamiento de la Villa de Los Realejos, a don Manuel Domínguez González, alcalde de nuestro municipio, como asimismo al concejal de Cultura don Adolfo González y Pérez Siverio y de la misma forma, a don Salvador García Llanos autor del prologo de este nuevo libro.

Agradecer profundamente la oportunidad que me ofreció mi estimado amigo Esteban Domínguez, a participar en este su quinto trabajo literario sobre nuestra entrañable villa realejera, como asimismo a todos cuantos se han unido a este proyecto, el cual dejamos en sus manos con nuestro mayor cariño y afecto para su disfrute.  

Hasta siempre, esperando que cada una de estas líneas, alimente nuestras conciencias y esperemos vernos en próximas ediciones, con el mejor afán, ya que las letras forman parte elemental de nuestra cultura y van muy unidas.

 

Gracias a todos de corazón.

ESCUDOS DE LA FAMILIA PERAZA Y ALONSO

Escudo1 copiaEscudo4 copia