Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
8 agosto 2013 4 08 /08 /agosto /2013 14:16
La primera edición apareció en 2002. Ahora, con contenidos actualizados y ampliados, se reedita 11 años después un libro clave para conocer la relación de Canarias con temas como la Atlántida, San Borondón, los encuentros con OVNI o episodios tan notables como el crimen de Telde o las premoniciones del Valbanera.
 
 
PORTADA-CANARIAS-MISTERIOSA-2013.jpgLa aparición en 2002 de Canarias Misteriosa marcó un antes y un después para el público interesado en los misterios de las islas, al convertirse en el primer trabajo que inventariaba de forma amplia y variada los enigmas de Canarias.
 
Ahora, once años después, se edita esta edición ampliada y revisada, incorporando datos reveladores y nuevos casos que permiten visibilizar la notable incidencia que lo aparentemente inexplicable viene teniendo en nuestro territorio a lo largo de la historia.
 
Asuntos clásicos de discusión histórica, geológica y mitológica como el de la Atlántida o las apariciones de la isla de San Borondón, comparten espacio con aspectos del folklore mágico como las creencias en brujas vampiras, duendes y demoniacos tibicenas. En este libro el lector encontrará una precisa crónica del crimen esotérico de las espiritistas de Telde, así como de las premoniciones y leyendas que rodearon el naufragio en septiembre de 1919 del Valbanera.
 
El caso del Alma de Tacande ocurrido en el año 1626, posiblemente el primer expediente x español, también es abordado en este libro, junto al desconcertante episodio de las matanzas de animales que estremeció al barrio de Taco en 1979.
 
Relatos sobre ovnis, encuentros con humanoides o casas encantadas, e incluso algunos episodios que se han revelado como especialmente dudosos o claramente fraudulentos, completan una obra de referencia que incluye un amplio dossier sobre las apariciones por todo el archipiélago de extrañas luminaria como la Luz de Mafasca (Fuerteventura), un fenómeno muy extraño que ha sido investigado por el autor en todas las islas, con casos tan arraigados como el de las Luces del Time (La Palma), el Hacho Penante de Almáciga (Tenerife) o la Luz de la Dama (La Gomera)
 
En palabras del autor, José Gregorio González, “podemos hacer una aproximación seria y actualizada a temas que consideramos superados como el de la Atlántida o San Borondón, con enfoques novedosos que nos muestran otros escenarios posibles a la hora de distinguir los elementos mitológicos o fabulosos de aquellos que pueden estar basados en incógnitas geológicas o en fenómenos que no terminamos de comprender”
 
Prólogo de Paco Padrón.
Canarias Misteriosa 2013 mantiene el prólogo con el que originalmente vio la luz, escrito por el periodista y pionero en la divulgación de estas temáticas misteriosas Paco Padrón.
 
Sobre el autor.
José Gregorio González ha dedicado más de dos décadas de su vida a estudiar, investigar y divulgar este tipo de temas que se encuentran en el límite de la ciencia actual. En televisión dirigió durante varias temporadas el programa “Canarias Mágica” y es asiduo colaborador del programa de Iker Jiménez Cuarto Milenio. En radio, desde 2008 dirige y presenta en Canarias Radio La Autonómica el espacio “Crónicas de San Borondón”, mientras que en prensa escrita tiene en activo desde 1991 la sección “Claves del camino” en el periódico El Día. Su firma es habitual en revistas como Enigmas o Más Allá, y hasta la fecha ha publicado más de una docena de libros. “Canarias Territorio del Misterio” (2011), “Canarias Mágica” (2003), “Grandes Enigmas del Cristianismo” (2007), “Las reliquias de Hitler” (2005) y “El Gran Libro de la Criptozoología” (2008) son algunos de ellos.
Compartir este post
Repost0
8 agosto 2013 4 08 /08 /agosto /2013 13:54
Lo único en lo que erró Julio Verne
 
Evaristo Fuentes Melián 
                  
 
1EVARISTO FUENTES MELIÁNNuestros compañeros de Canarias Cultura publicarán este miércoles un artículo del magistral Antonio Cabrera Cruz que recomendamos muy fervientemente. Lo recomendamos de manera especial en la sede del periódico El Día, en Santa Cruz de Tenerife, concretamente en los despachos donde se cocinan esos encendidos editoriales que crucifican a diario a Paulino Rivero y que, cíclicamente, sitúan a la isla de Gran Canaria en el lugar más humillante de la geografía, de la historia y de los valores ambientales. Tan depauperadas quedan las cualidades de la isla que desde esos despachos se le retiró hace tiempo la primera mitad de su nombre para dejarlo en el escuálido Canaria, así, sin más. Esa posición irreductible de don Pepito, propietario y editorialista del periódico, se ha convertido con el paso del tiempo en la única premonición, el único vaticinio que no acertó el genial escritor francés Julio Verne, y eso es lo que destaca en su artículo de este jueves Antonio Cabrera Cruz. En su novela  Agencia Thompson y Cía., Verne dice exactamente lo siguiente:  “No es la Gran Canaria la más vasta de las islas que componen el archipiélago; el valor desplegado por sus primeros habitantes, cuando la conquista de Jean de Bethencourt, es el que la validó el ser designada así. ¿No es verdaderamente esta una manera de ser “grande”, que vale tanto como cualquier otra?” Tiene que escocer, tiene que escocer. Pero el escritor apunta algo más doloroso todavía porque hay incluso una comparación con Tenerife: “La agencia Thompson había dado muestras de muy buen juicio eligiéndola como punto de parada. La Gran Canaria es el resumen de las otras islas. Si bien no posee una cima tan prodigiosa como Tenerife, ocupa a este respecto un buen lugar y el primero bajo todos los demás. Ella es la que posee las costas más inaccesibles, los valles más abrigados, los barrancos más profundos, y en general, las más curiosas particularidades naturales". Se puede encontrar este texto en español y en francés, idioma que, como todo el mundo sabe, maneja como lengua materna don Pepito. A ver si lo repasa. Si no quiere rebuscar en su amplia biblioteca, le bastará con leer Canarias Cultura. Que le aproveche.
 Captura14.JPG
Comentarios
Compartir este post
Repost0
8 agosto 2013 4 08 /08 /agosto /2013 13:40

Libia Beatriz Carciofetti - Argentina Liby con sombrero


 
 Quiero ser tu alegría y se me quedé sin risa.
 
Quiero compartir tu tristeza, y me quedé sin consuelo.
 
Quiero gritar tu nombre me quedé sin voz.
 
Quiero acariciarte y me quedé sin ternura.
 
Quiero ser tu día y me quedé sin sol.
 
Quiero ser tu lluvia, y me quedé sin nube.
 
Quiero justificarte y me quedé sin argumentos.
 
Quiero consolarte, y me quedé sin palabras.
 
Quiero suavizar tus heridas y me quedé sin ungüento.
 
Quiero ser tu aliento y me quedé sin respiración.
 
Quiero iluminar tus noches y me quedé sin luna y estrellas.
 
Quiero ser tu melodía y me quedé sin canción.
 
Quiero ser tu fuego y se apagó mi tizón.
 
Quiero ser tu amor y me quedé sin pasión.
 
Quiero recordarte y me quedé sin memoria.
 
Quiero ser tu amparo y me quedé sin fortaleza.
 
Quiero ser tu mar y perdí toda la sal.
 
Quiero ser tu ave y me quedé sin trinos.
 
Quiero ser tu río y me quedé sin cauce.
 
Quiero rogar que me perdones y me quedé sin clamor.
 
Quiero ser tu bosque y me quedé sin flora.
 
Quiero ser tu cordillera y me quedé sin frontera.
 
Quiero ser tu princesa y me quedé sin castillo.
 
Quiero ser tu calendario y me quedé sin estación.
 
Quiero ser tu poema y me quedé sin versos.
 
Quiero ser tu mito y me quedé sin leyenda.
 
Quiero ser tu paraíso y me quedé sin cielo.
 
Quiero enredarme en tu locura y recobré la razón.
 
Quiero ser tu partitura y me quedé sin pentagrama.
 
Quiero ser tu surco y me quedé sin tierra fértil.
 
Quiero ser tu destino y me quedé sin hoja de ruta.
 
Quiero ser rama de tu árbol y me quedé sin esquejes.
 
Quiero ser tu mirada y me quedé sin rostro.
 
Quiero amarte hasta el delirio, pero no encuentro mi corazón.
 
Quiero ser tu razón y me quedé sin fundamentos.
 
Quiero ser tu paz y me quedé sin justicia.
 
Quiero ser tu sangre y me quedé sin arterias.
 
Quiero ser tu otoño y me quedé sin hojas.
 
Quiero ser tu primavera y me quedé sin mariposas.
 
Quiero, quiero, quiero ¡tantas cosas y no puedo!
 
Me subí a tu barco y me escondiste el timón.
 
Me robaste los sentimientos,
 
y ahora ya he dejado de ser yo.
 
Hoy que QUIERO volver a ser quien era
 
no concilio el sueño por pensar en vos.
 
Ten piedad te pido, ya que eres más fuerte
 
olvídate que existo y arranca este dolor
 
de saber que eres mío y que te pertenezco.
 
De rodillas te lo pido ¡por amor de Dios!

 Mujer-con__.gif

 Derechos reservados Nº 452298
libypoesias@arnet.com.ar
Compartir este post
Repost0
8 agosto 2013 4 08 /08 /agosto /2013 13:31
DISTINTAS Y DISTANTES (Y VII)
Agustín Armas Hernández
1 (89)Aquel día me levante muy tempano, casi rayando el alba. Me incorporé muy contento y optimista, pues, además de haber dormido bien, corría el mes de julio. Tiempo de fiestas en el Puerto de la Cruz. Ya lo venían anunciando, desde días atrás, como preludio del comienzo con campanas y cohetes al vuelo.
No me desayuné, pues, al no sentir apetito, solo probé un sorbo de café, preparado rápidamente.
Quería disfrutar del día que  presentía espléndido. Me dispuse a dirigirme al muelle pesquero que distaba de mi casa a unos 500 metros. En el camino pude apreciar lo que ya intuía: un día radiante, lleno de sol. En ese momento salía el astro rey con toda su magnificencia. No más llegar al muelle, vi junto a las barquillas, en la playa varadas, a unas cuantas personas que como yo, madrugadoras, se disponían a embellecer y engalanar, con banderas y hojas de palmeras, el muelle y los botes de pesca. El motivo de estos adornos se debía a que los marinos y el resto de los portuenses, al día siguiente, festejarían el embarque de su patrona la Virgen del Carmen.
Pues bien, además de los pescadores que estaban en el muelle, pude distinguir a lo lejos una persona que se acercaba a la punta del muelle viejo. Caminaba con mucho cuidado, pues, sus zapatos de goma, en contacto con el suelo donde había crecido el musgo, lo hacía propio para resbalar y darse un golpe, con las consiguientes consecuencias dolorosas. (Téngase en cuenta que el pequeño muelle pesquero portuense en aquel entonces, década de los 50, estaba e n malas condiciones debido a que, el continuo batir del mar lo había dañado profundamente, y los tiempos que corrían no eran buenos para su reparación, pues las arcas municipales estaban exhaustas como secuela derivada de la guerra civil). Decidí, después de visualizar lo que se proponían hacer los marinos con sus barcas, ir al encuentro del sujeto que se dirigía a la punta del muelle y que, desde hacía algunos minutos había llegado a su destino. Según me acercaba al lugar donde se encontraba el madrugador vigía,  pude reconocer al solitario escudriñador del lejano horizonte. Era Pepe Martel, al llegar a su lado se volvió extrañado y me dijo: -Hombre Armas, ¿tú, por aquí, tan temprano? ¡Que día mas maravilloso!, ¿verdad? Esplendido, le contesté. -¿Qué te parece si avisas a los demás alumnos y vamos de pesca, y con lo que cojamos celebramos mañana el día de nuestra Patrona la Virgen del Carmen? (Tanto Pepe Martel como Sigfredo Reyes se proclamaban, y de verdad lo eran, profesores en pesca submarina, de ahí que, a los de más del grupo de amigos aficionados a la pesca, en plan bromistas nos trataran de alumnos y nosotros a ellos de profesores. Tanto los unos como los otros lo decíamos (<<the pupils, the teachers>>), de forma que con frecuencia estábamos con estas bromas). Me parece muy bien, pues el día para un safari a las profundidades y lecho marino esta de primera. – Entonces, vete y avísales que estén aquí, en el muelle, alrededor de las diez, con los bártulos de pesca, mientras yo también preparo los míos. De acuerdo.
Fui de casa en casa avisando a las personas que en aquellos tiempos  pasaban por ser los más destacados pescadores submarinistas del Puerto de la Cruz. Ellos eran además delos <<the teachers>> antes citados los siguientes personajes: Antonio García Pérez, (padre del periodista y ex alcalde del Puerto de la Cruz, Salvador García Llanos), Alonso Rodríguez Méndez, José Armas Hernández, (mi hermano), Sebastián González Sánchez, etc. Todos ellos ahora fallecidos.
Pues bien, antes de las once de la mañana, ya estábamos todos en el muelle dispuestos para la pesca. Nos repartimos en grupos diferenciados a saber: los profesores, Sigfredo y Martel irían con las escopetas submarinas a cazar peces, Antonio y Alonso a coger lapas y almejas, Armas, pulpos, González, cangrejos y el que esto escribe, por ser menos experto, iba recogiendo la pesca y poniéndola en lugar seguro, sobre un risco del bajío o en tierra firme.
La excursión a las profundidades marinas comenzó en el muelle y fue avanzando hacia el Penitente, San Telmo y toda la costa de Martianez, donde concluyó.
La captura fue impresionante, de tal magnitud que, se recuerda como la pesca submarina más grande que se ha realizado en la costa norte de Tenerife. Viejas, sargos, meros, abadejos, etc. Fueron algunos de los variados peces que se recogieron, además de los moluscos, crustáceos, cefalópodos, antes aludidos y que se midieron por sacos. Esto último a muchos les sonara utópico, pero es totalmente cierto. Téngase en cuenta que en aquellos años, década de los 50, el fondo marino estaba virgen, no contaminado y sin descubrir su riqueza.
No quiero terminar este articulito que, concluye una serie de cuatro,  dedicados a las fiestas  de Julio de Puerto de la Cruz del año 1954, sin dejar constancia en este último de lo que escribiera en el programa de las fiestas, ese año editado, otro de los cuatro escritores que intervienen en el mismo y que tanto lo enriquece y enaltece. Se trata de don Benjamín Afonso Padrón, y el título del bello escrito que dedica al Puerto de la Cruz, sus gentes y creencias es el siguiente: <<La senda luminosa de mi pueblo>. Veámoslo: <<Yo no sé, amigo forastero, lo que tu alma experimenta cuando visitas el Puerto de la Cruz, en los días alegres, fervorosos de sus fiestas. Pero me parece adivinar en tu espíritu la misma emoción que a mí me invade y pugna a veces por asomarse a los ojos.
Encontrarás en él, devoción, alegría y cariño. Te sentirás dulcemente unido por los lazos de la camarería al más encopetado caballero portuense o al más humilde de los habitantes de su marinería; que si te parece tosca corteza, requemada por las rigurosidades del sol, a poco que penetres en su tesoro sentimental te sorprenderá gratamente, algo así, como el buscador de riquezas marinas que halla entre una concha de valvas de duras aristas cortantes, el rico presente, de la concreción nacarada, de una perla.
Observa cómo estos habitantes de Puerto de la Cruz, continúan ansiosamente descubriendo rutas de gloria. Y es que su vivir junto al mar sabiendo interpretar el lenguaje de este, cuando se despereza en las playas morenas, cuando azota con su poder sobrehumano los acantilados, cuando estrella sus olas contra las barquillas, les ha aguzado la intuición para llevarlos al conocimiento del grandioso poema de lo eterno o imperecedero.
De todos los caminos que parten de este pueblo, simbólicas sendas por las que avanzan los deseos de la cabalgadura de la historia, existe uno que se nos prolonga hacia la intimidad del cielo. Tiene él su origen, en la acendrada devoción a Jesús del Gran Poder y la Santísima Virgen del Carmen. Jamás sobre este camino luminoso, sentimental, que descansa sobre los arcos indestructibles de la fe, ha caído la semilla de la cizaña del materialismo.
Ahora acuden a mi mente, lejanos recuerdos de mi niñez: la mansedumbre de Cristo recorriendo las calles entre la multitud creyente, y la maternal intercesión de María, implorando la bendición para los marinos, sobre un trono de corazones, en una navecilla de flores.
Estas remembranzas, surgen impulsadas por el oleaje de emociones vividas y quizás, también, por un afán que llevo a lo largo de mis andares, anclado en el alma: que el Puerto de la Cruz, continúe por siempre su peregrinaje por los campos de la historia, por el luminoso camino que abrió el amor infinito de Dios.
No puede perecer jamás un pueblo que entre sus rutas de comunicación espiritual posee el luminoso camino de la verdad, la bondad y la belleza.
Comercios del Puerto de la Cruz en los años 50
Captura23.JPGVeamos a continuación algunos establecimientos comerciales del Puerto de la Cruz de aquellos años, los nombres de los propietarios y las calles en donde estaban ubicados: En la calle de Quintana numero 14 se encontraba instalado el estanco de tabacos de don Eduardo Curbelo Díaz. En las Lonjas estaba la fábrica de hielo, bebidas gaseosas y lejía <<Sol del Valle>> de don Antonio Castro Díaz. En San Juan número 5 el almacén de víveres, al por mayor, de don Ruperto Peña. En la Calle Quintana número 4 la de ultramarinos finos y víveres en general de don David Peláez Cámara. En la calle San Juan número 1 estaba la librería Cartaya regentada en ese tiempo por don Eladio Santaella Arnay. En Dr. Ingran número 21 estaba instalada la sastrería de don Matías Suarez García. En Iriarte número 4 la fábrica de bebidas gaseosas y helados de don Cristóbal Perera Rivero. Y muchos establecimientos más que no menciono porque se haría interminable la lista; solo aludo a algunos de los negocios y personas que ya no existen, porque cerraron o fallecieron sus propietarios.
Nota al programa de las fiestas de 1954
En la procesión del domingo la banda de música de este Puerto estrenará una marcha escrita por D. Manuel Díaz Pacheco y que dedica a la venerada Imagen del Gran Poder de Dios; lleva por título: << Al paso del viejito>>.
Aquí concluyo lo principal de lo acaecido en el Puerto de la Cruz el año 1954, en propicia ocasión entraremos en eventos y avatares en año 1955.
Compartir este post
Repost0
8 agosto 2013 4 08 /08 /agosto /2013 13:20

José Melchor Hernández Castilla: Secretario de la Asociación Wolgang Köhler.


1-copia-3Parece que el Complejo Martiánez o Lago Martiánez se va a privatizar, o como dicen los entendidos se va a sacar a concurso para su concesión administrativa.
El Complejo de Martiánez es la joya de la corona del municipio del Puerto de la Cruz. Es el tercer parque más visitado de Tenerife, después de El Loro Parque y El Teide. Según datos estadísticos, el complejo turístico municipal tuvo en el año 2011, 413.357 visitas y unos ingresos de 1.355.338 euros de beneficio; no obstante, parece que a esta cifra habría que restarle 500.000 euros del canon de una concesionaria de servicios del mismo que entró en quiebra, y que adeuda al ayuntamiento portuense la cantidad de 1`8 millones de euros.  
Se halla construido sobre los bajíos de Martiánez, y fue realizado en varias fases. El  Lido San Telmo (Charco de los Piojos) fue inaugurado el 13 de noviembre de 1957, y en 1959 se le concedió la concesión de explotación a José Manuel Sotomayor Carmona. El 3 de abril de 1975, el alcalde Antonio Castro García rescató la concesión del Lido de San Telmo y la incorporó al complejo balneario de las piscinas municipales y el lago artificial. El 23 de septiembre de 1971, ya se utilizaban las primeras piscinas del Complejo, y en 1977 se finalizaba con la obra del Lago Artificial, realizada por Luis Díaz de Losada y García, siendo el director artístico César Manrique.
El Complejo de Martiánez presenta el interés de ser un bien de interés cultural (BIC) como Jardín Histórico desde el año 2005, y tiene el sello del genial lanzaroteño César Manrique. Además, es económicamente rentable. Por todo ello, sólo le pedimos al nuevo propietario del Complejo Martiánez que no cometa los mismos errores en la gestión que el consistorio portuense, por un lado; y por otro, que cuide a sus empleados, que van a ser las personas claves para mejorar el servicio en dicho lugar.
lago-martianez.jpg
Compartir este post
Repost0
6 agosto 2013 2 06 /08 /agosto /2013 14:14

EL BUZÓN DE SUGERENCIAS

Compartir este post
Repost0
6 agosto 2013 2 06 /08 /agosto /2013 14:09

BUENOS DÍAS FEBU

Compartir este post
Repost0
4 agosto 2013 7 04 /08 /agosto /2013 13:36
AQUELLAS FIESTAS DE JULIO EN EL PUERTO DE LA CRUZ
DISTINTAS Y DISTANTES (VI)
 Agustín Armas Hernández
1 (89)Mucho se ha escrito acerca del Puerto de la Cruz, de su historia y de sus hijos más ilustres. Se han homenajeado a los más distinguidos y muchas de las calles portuenses llevan sus nombres, para perpetuarlos. Más no están todos los que debieran estar  para que fuera completa la lista de estos insignes personajes de nuestro querido terruño ni se les ha otorgado homenaje alguno.
Veamos lo que dejo escrito un querido y apreciado portuense, incansable investigador y escudriñador de la historia de nuestro pueblo. Su titulo:<< El Puerto de la Cruz en 1804>>. Su autor: D. Antonio Ruiz Álvarez: <<Hace ya algún tiempo, encontrándome en la Biblioteca Municipal de nuestra Capital copiando unos documentos, encontré un cuadernillo manuscrito y sin foliar fechado en 11 de febrero de 1804 cuyo título era <<Descripción del Puerto de la Orotava>>.
De dicho cuadernillo se desprendía el importantísimo papel que nuestro Puerto desempeño en el pasado tinerfeño, por su categoría comercial, por su situación estratégica, por la riqueza de su zona –a pesar de ser entonces muy reducida-, por su ventajosa situación climática y por su excelente producción vinícola que le hacía figurar en el extranjero como el pueblo más floreciente y próspero del Archipiélago. Así lo hace constar el anónimo autor del citado cuadernillo al <<Excmo. Sr. >> a quien lo dirige, al decir que el <<Puerto de la Orotava es el segundo de las Islas Canarias, no precisamente por su población>> -aunque ya el Puerto, por esta fecha, tenia 4.000 habitantes y unas 800 casas, <<sino por el grande comercio que hacen lo vecinos con los vinos de la circunferencia. Todos los años se acopian en el Puerto de cinco a seis mil pipas de vino, con cuyo fruto se logran de Inglaterra muchos artículos de primera necesidad, de convivencia, y de placer. Estos vinos puestos en pipas que tengan igual medida que las de la isla de Madera, los ingleses los beben como si fueran de aquella isla, pues también los disfrazan para lograr buena venta>>.
Yo me imagino al entonces floreciente y prospero <<Muelle Viejo>>, abarrotado de toneles de exquisito mosto, mezclado con la guinda del país y el agua ardiente de Francia y de Borgoña, suavizado con otros ingredientes para hacerlos más generosos y me imagino, también, la hermosa bahía del <<Limpio>> llena de bergantines, de goletas, de grandes naves de recortada belleza y de diferentes nacionalidades ó, quizás, aquellas que servían para hacer los viajes a lejanos países y que eran propiedad del naviero portuense don Matías Domínguez. Sí; me las imagino arribando a puerto para transportar la preciada carga, los vinos de Malvasía y del Malpaís; los vinos tinerfeños, los vinos de Orotava, embarcados por su Puerto.
Pero sigamos a nuestro anónimo escritor en su interesante descripción: <<No hay un pueblo en las Islas de Canaria, donde se fomente el Comercio, donde los Almacenes estén provistos, y donde las casas comerciales sean más ricas y más sólidas>>.
<<Los vecinos son por lo general tan  dedicados al comercio, que en las mujeres cargan encima de la cabeza unas canastas de ropas, y efectos extranjeros, y caminan 5 ó 6 leguas por sierras y barrancos a los lugares más infelices a vender sus efectos y así vive un número de personas que de otro modo sufriría muchas privaciones>>.
<<Es lugar pedáneo sujeto a la jurisdicción de la Villa de la Orotava y esta calidad hace poco honor al pueblo que merecía por descontado tener la consideración de Villa exenta de jurisdicción con su Alcalde Ordinario>>.
<<No se conoce en él fábricas, pero si son muchos los adelantos que ha hecho en preparar los vinos para que tengan mejor despacho en el Norte>>. Por este tiempo escaseaba demasiado el agua y varias calles estaban aún sin empedrar: sin embargo veamos como todo esto era fácil de solucionar, pues el documento nos dice: << Si S.M. se dignarse hacerle la merced de Villa con jurisdicción exenta, entonces tomarían los alcaldes otro interés en su fomento; pues hasta por el medio de subscripción emprenderían obras útiles según me han asegurado algunos pudientes>>.  En este año de 1804 se empedró la calle de Quintana y se llevaron a cabo algunas reformas en la pendiente Calzada de Martianez, el rico genovés don Luis Lavaggi edificó su casa de la calle Blanco que antes había sido propiedad de don Manuel Álvarez y en la cual nació, en el año 1796, nuestro eximio historiador don José Agustín Álvarez Rixo.
Captura.JPGEl Ayuntamiento lo componían los siguientes señores: Alcalde Real, don Bernardo Cologan Fallón; diputado de Abastos, don Antonio Negrín Sarmiento y personero sindico, don Tomás Cullen.
En este mismo año de 1804 se registraron dos hechos importantes: el fallecimiento, el día veinte de julio, del célebre escribano don Nicolás de Curras y Abreu, que fue enterrado en la capilla de los Lindos o de Animas (hoy de la Virgen del Carmen – Parroquia Matriz), a quien sustituyó su pariente don José Álvarez de Ledesma, y la visita pastoral que en diciembre nos hizo el obispo Verdugo, quien se alojo en la casa que en la calle de la Oposición poseía don Dionisio O´Daly (hoy Agustín de Bethencourt).
Dejemos estos datos y sigamos la lectura del interesante documento: <<También cuenta el Puerto de la Orotava con algunos labradores que han roturado, y están roturando tierras de la  jurisdicción que estaban abandonadas, y por las que paga un canon perpetuo al Ayuntamiento de La Laguna, que servirá de obstáculos a la mejora de las tierras mismas, si no se adopta el plan que se propondrá al tratar de los propios de La Laguna>>.
Otras curiosidades del Puerto de la Cruz de aquellos años
Un teatro y un cine existían en el Puerto de la Cruz en los años 50: <<El teatro Tophan>> y el <<Cinema Olimpia>>, ambos pasaron a mejor vida. El primero destruido para hacer un hotel, y el segundo para edificar un centro comercial. ¿Quién no los recuerda?  Por el escenario de Tophan pasaron las mejores compañías de zarzuelas de España, y en su sala se efectuaban aquellos magníficos y elegantes bailes de blanco y negro, que se programaban en las fiestas de julio.
 En El Olimpia, además de proyectarse los mejores films, se llevaban a cabo los bailes llamados popularmente de <<baños turcos>>. Hoy esta forma táctica no se estila, puesto que han cambiado los tiempos. Una sola piscina había en el Puerto de la Cruz, que ubicada en la playa Martínez, ostentaba su mismo nombre. En sus instalaciones se podía, además de zambullirse en el refrescante líquido, disfrutar de un selecto bar restaurante donde se servían las mejores comidas y bebidas, tanto nacionales como extranjeras; saciar el apetito y la sed no era problema en la popular e inolvidable piscina de Martiánez. En sus amplias terrazas también se organizaban grandes y divertidos bailes  de tarde- noche, amenizados por la estupenda, y también recordada, orquesta Manigua.
Dos eran los restaurantes más famosos y distinguidos del Puerto de la Cruz de aquella década ambos de grato recuerdo: << El Rancho Grande>> y el <<Miramar>>. Estaban muy cerca el uno del otro, a poco más de cincuenta metros, en el paseo San Telmo, aunque el Miramar tenía la entrada principal por la calle Corales, ¿lo recuerdan? En el popular Rancho Grande, también se hacían fiestas bailables, muy amenas y divertidas. Este restaurante ha sido reconstruido y lo rigen en la actualidad unos alemanes. En cuanto a Miramar, desapareció del mapa, y en su lugar surgió un edificio de apartamentos. ¡Qué pena que se perdiera aquel y otros pintorescos riñones del antiguo Puerto de la Cruz!
Tres farmacias cubrían las necesidades de la población portuense de aquellos años de mis amores. A saber: la de D. Luis Espinosa (<<Estrada>>), ubicada en la calle Esquivel número de teléfono 120. La de doña Asunción Curvelo, en la calle de San Juan. Y la de San Felipe, cuyo número de teléfono era el 64.  A esta última farmacia,  mencionada, le tocó hacer la guardia en las fiestas de julio del año 1954.
Los centros culturales que existían en la misma época, en la  cuidad turística, eran los siguientes: Colegio de Formación Profesional, ubicado en la calle Pérez Zamora, hoy restaurada y convertida en “Casa de la Juventud” . Museo de Arqueología Canaria y Arte Contemporáneo, en la calle Quintana número 12, y el Instituto de Estudios Hispánicos, en la misma calle e igual edificio.
En este cultural Instituto, de todos conocidos, además de exposiciones de pintura y escultura, etc., se siguen impartiendo los famosos cursos de invierno para extranjeros, que en combinación con la Universidad de La Laguna, han cosechado muchos éxitos. También en la sala de este importante centro cultural se siguen ofreciendo conferencias, sin y seguidas de coloquios, donde el conferenciante, después de exponer el tema, pasa a la disertación y al coloquio con los asistente. Ejemplo de ello eran, <<La tertulia de los Iriarte>>. Hoy, no sé por qué razón,  no se imparten.
No quiero dejar pasar este articulito y la oportunidad que me ofrece este distinguido rotativo EL DIA, para felicitar y agradecer al presidente y directiva del Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias, (I E H C) por el magnífico ciclo de conferencias que nos ofrecieron hace algún tiempo , titulado: <<El legado cultural de España al siglo XXI>>. En dicho evento intervinieron la flor y  nata de la intelectualidad española. Veamos sus nombres y temas tratados por cada uno de ellos: Dr. José Luis Pinillos (profesor emérito de Psicología), << El legado cultural de España en un mundo postmoderno>>. Dr. José María Jover Zamora (profesor emérito de Historia Moderna de España y de Historia Universal Contemporánea), << La civilización como objeto de conocimiento histórico>>. Dr. Fernando Chueca Gaitia (arquitecto y académico de la Real  de Bellas Artes de San Fernando),  <<La arquitectura: del historicismo al racionalismo. Dr. José Manuel Pita Andrade  (profesor emérito de Arte Moderno y Contemporáneo), >> La pintura luminista>>. Dr. José Manuel Alvar López (profesor emérito de Lengua Española), << La poesía de Luis Rosales>>. Dr. Domingo García-Sabell Rivas (presidente de la Real Academia Gallega), << La aportación literaria de Galicia>>.
Para todos ellos: conferenciantes y organizadores, mis más sinceras felicitaciones.
Posdata: espero que a estos conferenciantes, por sus mentes lúcidas e inteligentes y  una facilidad de palabra impresionante, vuelvan  a deleitarnos con nuevas conferncias.
(Continurá)
Compartir este post
Repost0
4 agosto 2013 7 04 /08 /agosto /2013 13:14
Salvador García Llanos
PREGONERO SALVADOR GARCIA 13-08-2012 027Aún se le puede ver, junto a sus hermanos, caminando por las calles portuenses, de Punta Brava (donde reside) a Martiánez y viceversa, correspondiendo a las decenas de saludos y manteniendo las conversaciones que entabla, casi todas futboleras, evocadoras de un pasado en el que tuvo cierto protagonismo.

            Porque primero fue jugador, sin prodigarse, y luego destacó como entrenador, especialmente de juveniles e infantiles. Todos creíamos que podía llegar más lejos pero lo cierto fue que se estancó. Le gustaba trabajar con la base, la prefirió antes que dar el salto a categorías superiores y tratar de asumir otras responsabilidades.

            José Galindo Ríos, Pepe Galindo, en cierto modo un popular personaje del fútbol local, en el que destacó por numerosas anécdotas. Y también por su carácter afable, por su predisposición a dedicar horas y horas a la formación de quienes soñaban jugar en el primer equipo de Puerto Cruz, cuando éste andaba por la Preferente o el grupo canario de Tercera división.
            Los chicos, sus discípulos, casi terminaban tomándole el pelo, pero él se dejaba querer y participaba en una armoniosa relación que sustanciaba el espíritu de equipo que debe caracterizar toda formación futbolera. Galindo, ante todo, era un deportista y procuró inculcar esos valores a cuantos enseñó a desenvolverse en una cancha y en un colectivo. En el fondo, dicho ahora con perspectiva, era consciente de sus limitaciones pero empleaba todo su saber con ganas y con deseos de contribuir a la formación deportiva de los jugadores.
            Le vimos jugar muy poco. De defensor central, al que no gustaba despejar alocada o contundentemente. En un equipo llamado Pérez Galdós y en algún equipo de hostelería o aficionados. Después entrenó a varios juveniles, entre ellos los principales filiales de varias temporadas. Con el Juvenil Puerto Cruz, en efecto, en los años setenta, logró varios títulos y estimables niveles de juego, favorecido sin duda por las generaciones de futbolistas que tuvieron continuidad. Era un habitual de El Peñón y opinaba con soltura de cuanto veía. Que no era poco, por cierto.
            Ya en edad madura hubo de sustituir al entrenador del primer equipo. Alguna vacante por ausencia o dimisión. Teóricamente era su gran oportunidad. Se trataba de acreditar lo que había atesorado en categorías inferiores. Pero no hubo suerte: no era igual. Ni los niveles de exigencia eran los mismos. Puso el mismo entusiasmo de siempre, le animaron, pero el papel ya no era el mismo.
            Tuvo Pepe Galindo siempre un carácter distendido. Por eso fue protagonista de algunas anécdotas y situaciones que aún hoy son recordadas -principalmente por quienes fueron sus discípulos- con agrado y digresión. Incluso, por repetidas, se han convertido en elementos recurrentes de conversación, no importa el tiempo ni el lugar.
            Algunos dichos terminaron siendo célebres. Los chicos los repiten con complacencia generalizada. “Camisetas y medias primero”, dicen que dijo en cierta ocasión preparándose en el vestuario, en cuanto al método de equiparse. “Los interiores nuestros marcan a los interiores de ellos y no hablo más porque perdemos el partido”, explicó con brevedad la táctica a seguir ante un rival inferior. “Pepe Galindo y la temporada venidera”, fue un titular de prensa que alguien le repetía incesantemente. “Menos mal que hemos ganado en este campo maldito. No sé ni cómo le llaman La Suerte”, afirmó en voz alta en la Cruz Santa, una plaza que se le resistía.
            Los chicos le respetaron. Y cuando llegó la hora de la retirada, no fue necesario empujarle: él dio un paso, consciente de que su ciclo tenía un punto final. Se fue alejando poco a poco, cumpliendo responsablemente como operario municipal temporal y contemplando el fútbol casi exclusivamente con acento nostálgico.
            Un buen elemento Galindo. Tiene su sitio, desde luego, en la historia del fútbol portuense.
Compartir este post
Repost0
4 agosto 2013 7 04 /08 /agosto /2013 12:53
Evaristo Fuentes Melián

1EVARISTO FUENTES MELIÁNHay diferencia entre la maleta del poema de Pedro Lezcano, que era una maleta de madera o cartón de emigrante pordiosero, años cuarenta y cincuenta del siglo XX; y las maletas del Congreso de los Diputados (también de algún imputado) del día 1º de agosto del presente año 2013. Aquella de Lezcano era una maleta de emigrante que, esperemos, no vuelva a proliferar en este futuro inmediato del siglo XXI; éstas, las del Congreso, son maletas de lujo, de los señores diputados que fueron a despiezar e insultar o a defender a Rajoy, para luego coger la jodida maleta de la trastienda maletero del mismo Congreso y partir raudos y veloces, y alegres, hacia sus lugares de destino en Ibiza, Formentera, Cabrera, Puerto de Cabras (¿locas?), Corralejo o… Pernambuco.

Ese insulto acusatorio a Rajoy, con su defensa contrapuesta, fue el preludio de unas felices vacaciones estivales, para unos señores diputados con sueldo y dieta onerosa. Esta despedida de fin de curso 2012-2013 es similar a la despedida del cole, cuando fuimos incautos niños, que nos obligaban a una ceremonia de clausura del curso escolar larga y tediosa y, si era en colegio de curas, con una confesión general balsámica y una recomendación final: ¡cuidado con la pecaminosa playa!
En fin, la maleta de emigrante del poema de Lezcano, nada tuvo que ver con esta maleta de cuero de marca de lujo, Louis Vuitton o Sansonet, propiedad de los señores diputados de esta España cañí, salerosa y olé.
¡Vaya cantidad de maletas!
Espectador
Compartir este post
Repost0

DIARIO DEL VALLE - LOGO

LOGO DE FOTOS

DATOS PERSONALES

      PERAZA

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   

José Peraza Hernández,

Investigador y escritor.

    

José Peraza Hernández nació en Los Realejos (Tenerife) en 1953, villa donde transcurrió su infancia. Se formó en un centro educativo de su pueblo, a pesar de que los tiempos nunca le fueron favorables.  

Intentó realizar su sueño: escribir. Recuerda el nombre de su centro de enseñanza con mucho cariño, "Colegio San Sebastián", junto a la plaza que lleva el mismo nombre. De esa época podría citar a los siguientes profesores: Don Domingo Luis Estrada, Don Esteban, Don Manuel Espinosa García, Don Mario Hernández Siverio, Don Máximo Padrón Morales (San Juan de La Rambla), Don Francisco Hernández y Hernández (conocido por Inocente) Don José Javier López Garisoain (conocido por Pepe), y un largo etcétera. Se considera amante de la historia, del pueblo y de las cosas en general.  

En 1975 se afincó en el lugar llamado Casa Azul, del barrio de La Vera, situado en el Puerto de la Cruz, aquí lleva media vida y se arraiga. Al transcurrir de los años, en 1988, decidió trasladarse de domicilio y es ahí donde permanece viviendo en la actualidad, Urbanización Casa Azul, calle Tabaiba 5, en el mismo barrio de La Vera, pero esta vez, en el término municipal de la Villa de La Orotava.  

En 1997 es miembro fundador de la Asociación de Vecinos "La Candelaria del Norte". Inicialmente actúa como colaborador; en 1999 realiza la labor de secretario hasta el año 2003. Posteriormente es nombrado presidente de la misma, cargo que lleva hasta los días de hoy. También es miembro y fundador, donde ejerce y realiza la función de Secretario de la Federación Portuense de Asociaciones de Vecinos desde comienzos en 2005, así como miembro del Centro de Desarrollo "Plan Integral del Barrio de La Vera", del Puerto de la Cruz.  

Por último realiza la función de secretario y otras labores en la Asociación Tinerfeña Peña "Mencey del Valle" del Club Deportivo Tenerife.  

Fue colaborador del Periódico "EL DÍA", en la columna de los sábados, sobre la Heráldica, con el fin de que cada persona conozca su historia y su escudo; de igual forma ha escrito artículos en dicho rotativo, secciones Balcón del Norte, Buzón Tinerfeño, LA PRENSA DE EL DIA, y otros, además del también matutino "Diario de Avisos", La Opinión, además colaboró en la Revista "Realejeros". Ha colaborado con algunas cadenas de radio sobre temas relacionados con el barrio.  

Otra de sus aficiones es ojear los archivos, libros, fotografías y la Heráldica. También colabora como Presentador de la Televisión "Mega TV- Canal 64" en varios temas como entrevistas, noticias y reportajes. Desde 2006 tiene su propio Periódico Digital que lleva por nombre "LA VERA PASO A PASO, DIARIO DEL VALLE" donde aprovecha para darle la bienvenida. A este diario de información, notas donde se hace constar aquellas informaciones, curiosidades y relatos sobre este populoso barrio enclavado en el corazón del Valle de La Orotava. Por estas páginas discurrirán el ayer y el hoy de La Vera. Sin duda, es todo un reto mantener una bitácora como ésta en la que siempre despierte el interés de los lectores en la red, por ello me permito contar con su apoyo y les invito a colaborar. Me cabe el honor de haber nacido en Los Realejos, hincar mis raíces en el Puerto de la Cruz y establecerme en el corazón del Valle. Con estas premisas presento en sociedad esta modesta contribución a difundir los valores de la  sociedad tinerfeña y realejera en particular.  

Aparte quiero agradecer enormemente a todos y a todas y cada uno/a de los colaboradores, así como a todos los Gabinetes de Prensa de cada Ayuntamiento de Taoro a Teno. Como a varios colaboradores /as, de diferentes Países. A todos mil gracias de todo corazón.  

Escribió su primer libro, bajo el título "Memorias del Pasado y Presente, Capillas, Cruces e Historia del barrio de La Vera 1999 – 2004", con referencia al Puerto de la Cruz, La Orotava y Los Realejos. El segundo libro llevó por título "Los Caseríos del Barrio de La Vera, Las Arenas 1820 – 2005, de la Villa de La Orotava". También existe un tercero "Historia de Los Nidos y la Cruz de San Luis, con su XXV Aniversario", y un cuarto con el título "Desde el Ramal hasta el Polígono San Jerónimo", los que están a punto de ver la luz, así como otros, proyectos en marcha y a punto de finalizar. Aparte de este ejemplar como bien saben que llevan por títulos Nacimiento del Apodo e Historia. Su deseo, y principal preocupación es que al llegar a sus manos este modesto libro lo sepan valorar, pues está escrito con mucho cariño y amor, de una forma sencilla, tratando así de llegar a la mayoría.  

Quiero expresar mi más profundo agradecimiento a cuantos de forma directa o indirecta han incidido en su contenido y disculparme, si con este trabajo pudiera ofender involuntariamente a alguien. Lo mismo, digo con estás líneas de este blog.  

PRIMER PREGÓN:

El que suscribe, José Peraza, el sábado 3 de septiembre de 2011. En XIV - Semana Cultural, y la X - Aniversario de la Ermita y la Cruz de la Candelaria del Norte, en la Asociación de Vecinos, la que lleva el mismo nombre en La Vera, del Sector orotavense.

*** *** ***

También quiero hacer constar mi más profundo agradecimiento al Excmo. Ayuntamiento de la Villa de Los Realejos, a don Manuel Domínguez González, alcalde de nuestro municipio, como asimismo al concejal de Cultura don Adolfo González y Pérez Siverio y de la misma forma, a don Salvador García Llanos autor del prologo de este nuevo libro.

Agradecer profundamente la oportunidad que me ofreció mi estimado amigo Esteban Domínguez, a participar en este su quinto trabajo literario sobre nuestra entrañable villa realejera, como asimismo a todos cuantos se han unido a este proyecto, el cual dejamos en sus manos con nuestro mayor cariño y afecto para su disfrute.  

Hasta siempre, esperando que cada una de estas líneas, alimente nuestras conciencias y esperemos vernos en próximas ediciones, con el mejor afán, ya que las letras forman parte elemental de nuestra cultura y van muy unidas.

 

Gracias a todos de corazón.

ESCUDOS DE LA FAMILIA PERAZA Y ALONSO

Escudo1 copiaEscudo4 copia